lunes, 8 de agosto de 2011

Google+ y las fotos de tu móvil



Una de las características que más parece fastidiar a la gente nueva en Google+ es que, por defecto, las fotos hechas con tu móvil conectado a Internet (y con la aplicación Google+ instalada) acaban subiéndose automáticamente a los servidores de Google.

Cuando el usuario descubre esto, normalmente curioseando por el sitio haciendo clic aquí y allá (concretamente en Fotos > Ver todos los álbumes > Fotos desde tu celular) suele generar un gran susto del estilo "dios, las fotos de mi última borrachera publicadas en Intenet", o "vaya, ahora todos van a saber cómo es mi novia en determinada situación". Lo cierto es que esto, lejos de ser un inconveniente, es realmente una herramienta enormemente cómoda y segura, si es manejada con diligencia.



Los aficionados a la fotografía me entenderán enseguida. Atrás quedaron los viejos tiempos de cargar (literalmente) con la Nikon F-70 de carrete y objetivo Tamron 28-200 colgando penosamente del cuello para hacerte cuatro fotos en el Monasterio de Piedra. Fotos maravillosas a cambio de dolor de espalda y pastizal en revelados.

El paso a digital quitó la mitad del peso a las réflex (sí, el glamour también, lo sé). La Canon EOS 300D era mucho más manejable y ligera, pero date una vuelta por el monte y acabará siendo un trasto insufrible en las primeras rampas.

Por fin llegaron las compactas de gran definición. tamaño reducido, poco peso, megapíxeles por un tubo. Parecía el paso definitivo. Al fin teníamos la máquina perfecta, ya quisiéramos hacer fotos artísticas, de viaje, de juergas, o lo que fuera. Pero no.


Los móviles con cámaras de gran calidad y grabación de vídeo, incluso en HD, han dado la puntilla a la cámara fotográfica tradicional, cualquiera que sea. Llevar todo en un sólo aparato es algo tan, tan cómodo que es difícil resistirse a perder algo de calidad para ganar mucho en comodidad, máxime cuando la gran mayoría de las fotos que se suelen hacer son de "testimonio" más que de "exposición".

Y esto es algo que en Google han comprendido muy bien. Hoy día hacemos todas las fotos, prácticamente, con el móvil. Y quizá lo más pesado sea sacarlas de él. ¿Me las envío por correo a mí mismo? ¿Saco la microtarjeta, le pongo el adaptador y la pincho al PC? ¿Las paso por bluetooth? Todo llega a ser una molestia y a dar pereza. Pero ¿y si tenemos un backup de todas las fotos del móvil disponible en la web para desde ahí hacer lo que queramos?

Google+ sube las fotos que vas haciendo y las reúne por fechas, con permisos sólo para ti. Luego tú puedes compartir las que elijas con la gente que quieras, enviar otras por correo, descargarte unas cuantas para editarlas, etc. Y todo aunque no tengas en móvil contigo: estarán en la red. ¿Has perdido el móvil, te lo han robado, se te cayó anoche en el inodoro de aquél garito infame? Tus fotos siguen en Google+.


Además la subida es configurable. Puedes optar por subir fotos sólo cuando estés con wi-fi, o cuando estés cargando la batería, o ambas cosas, o ninguna.

Para hacer de reportero no tiene precio, las fotos se irán subiendo según las vayas haciendo. Pero siempre con precaución, no sea que acabes siendo otro #periodistadetenido.

No hay comentarios:

Publicar un comentario